Hoy día la forma de hacer negocios exige que las empresas gestionen teniendo en cuenta factores internos y externos, por tanto no funcionamos como una organización aislada, sino como parte de una cadena de suministro, esto permite mantener satisfecho al consumidor final y que los actores que hacen parte de la cadena no desaparezca. Para lograr una adecuada administración de la cadena de suministro existe cuatro clases de integración:

  • Integración funcional de las actividades de compras, manufactura, transporte, manejo de inventarios y almacenamiento.
  • Integración espacial a través de la dispersión geográfica de proveedores, fábricas, centros de distribución y clientes.
  • Integración inter-temporal de las actividades de planeación estratégica, táctica y operativa de cada empresa y en conjunto de la cadena.
  • Integración empresarial que incluye los planes de la cadena de suministros, los planes de mercadeo y ventas y los planes financieros.